Las Misiones y la predicación expositiva Mateo 28: 1-20

Las Misiones y la predicación expositiva Mateo 28: 1-20

Introducción

La misión de hacer discípulo a las naciones, descansa sobre el testimonio expuesto dentro de un gran contexto, la biblia. La encarnación, muerte y resurrección, está enmarcada dentro de un desarrollo gramático, histórico y teológico; por lo tanto, se hace necesario que todo cristiano deba saber cómo exponer el evangelio aplicando de forma correcta las normas de interpretación bíblica.

El mandato de la gran comisión registrada en el evangelio de Mateo capítulo 28, no parte de un vacío intelectual, privado de la razón o desligado de una sistema interpretativo y de exposición sin forma, todo lo contrario,  el Espíritu Santo dio la revelación especial en tal orden que encontramos diferentes géneros literarios como son: Narraciones históricas, profecías, poesía, evangelios, epístolas, apocalipsis, entre otros, los cuales deben ser expuestos bajo las reglas de interpretación que aplique. El Espíritu Santo uso a los escritores de la biblia de acuerdo a sus contextos, condiciones y capacidades intelectuales y razónales, sin limitar a Dios en el propósito redentor.

Soy consciente que las iglesias locales deben volver y mantener la predicación expositiva desde los pulpitos, pero, también fuera de ellos: en las casas, en las calles, en las plazas, colegios, universidades, trabajos, y demás esferas donde se encuentre cada cristiano. Una de las falencias en realizar misiones perdurables, sanas y que se multipliquen en el tiempo, sobre todo en el siglo XX y XXI, es la ignorancia en trasmitir el evangelio desde una predicación expositiva.

La predicación expositiva se ha dejado en responsabilidad de los ministros de Dios, pero ¿por qué no involucrar a toda la membresía de la iglesia en esta clase de predicación?

A continuación, estaré dando mis argumentos con relación a las misiones y la predicación expositiva en la presentación del evangelio a los no cristianos.

Justificación de la predicación Expositiva en las misiones

Cuando hablamos de misión o la gran comisión, entiéndase como la labor de predicar o exponer las verdades del evangelio: vida, muerte y resurrección del Señor Jesucristo. En este caso me enfocare más a los no cristianos. Considero que una de las formas más efectiva de compartir la obra de Cristo a los no creyentes es por medio de trasmitir esas verdades expositivamente, y no de forma aislada o separada.

El pastor Sugel Michelen, definió la predicación la predicación expositiva de la siguiente manera:

Un sermón expositivo es aquel que expone y aplica el verdadero significado del texto bíblico, tomando en cuenta su contexto inmediato, así como el contexto más amplio de la historia redentora que gira en torno a la persona y la Obra de Cristo, con el propósito de que el oyente escuche la voz de Dios a través de la exposición y sea transformado. (Michelen 2016)

Robert L. Dabney, en su libro de Predicación Evangélica con relación al sermón expositivo escribió lo siguiente:

La primera y más importante diferencia de los textos es su extensión. Si el texto contiene una serie de versículos de las Escrituras, el conjunto debe explicarse y aplicarse en su relación, entonces la discusión es un sermón “expositivo”.

Las anteriores definiciones de predicación expositiva son aplicables al pasaje de la gran comisión registrado en el evangelio de Mateo 28:1-20, siendo este pasaje el gran texto bíblico que ha impulsado las misiones y la evangelización. ¿qué tal si preparamos las iglesias locales a salir a las calles a predicar este pasaje expositivamente? Así como se aplican las normas de interpretación para la preparación de un sermón expositivo, ¿Por qué no preparar a todos los cristianos a compartir el evangelio desde el punto de vista expositivo?, soy consiente de algunas diferencias con relación a los escenarios, pero la esencia del mensaje seria trasmitido de forma más clara a todos los oyentes.

En el siglo XXI, los naturalismos entre otras corrientes filosóficas anticristianas están cubriendo la racionalidad humana llevándolos a negar al Jesús histórico. Muchos cristianos están quedando limitados en como compartir la encarnación, muerte y resurrección del Señor Jesucristo, aceptan por Fe lo que enseña el pasaje de la gran comisión, lo creen de corazón, pero no saben cómo dar una respuesta histórica a la resurrección. Lo anterior a deja en evidencia un desconocimiento al contexto que rodeo esta gran verdad sobre la cual se sostiene o se cae el cristianismo.

Muchos cristianos han dejado el trabajo a unos cuantos apologistas para que demuestren la existencia del Jesús histórico, pero ¿no es deber de cada Hijo de Dios conocer todos esos asuntos, o ese no es el mensaje de la gran comisión? Poco a poco la enseñanza del evangelio ha salido de los diferentes escenarios públicos de la vida diaria y la sociedad se vuelva mas distintas de las grandes verdades del evangelio. Necesitamos equipar un gran ejército para que predique el evangelio, no de cualquier forma, sino expositivamente.

La predicación Expositiva en el testimonio de la resurrección. (Mateo 28:1-10).

1 Pasado el día de reposo, al amanecer del primer día de la semana, María Magdalena y la otra María vinieron a ver el sepulcro.  2 Y he aquí, se produjo un gran terremoto, porque un ángel del Señor descendiendo del cielo, y acercándose, removió la piedra y se sentó sobre ella.  3 Su aspecto era como un relámpago, y su vestidura blanca como la nieve;  4 y de miedo a él los guardias temblaron y se quedaron como muertos.  5 Y hablando el ángel, dijo a las mujeres: Vosotras, no temáis; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado.  6 No está aquí, porque ha resucitado, tal como dijo. Venid, ved el lugar donde yacía.  7 E id pronto, y decid a sus discípulos que El ha resucitado de entre los muertos; y he aquí, El va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis. He aquí, os lo he dicho.  8 Y ellas, alejándose a toda prisa del sepulcro con temor y gran gozo, corrieron a dar las noticias a sus discípulos.  9 Y he aquí que Jesús les salió al encuentro, diciendo: ¡Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies y le adoraron.  10 Entonces Jesús les dijo No temáis. Id, avisad a mis hermanos que vayan a Galilea, y allí me verán. 

Los anteriores versículos, pueden se predicado de forma expositiva al interior de una iglesia y aceptada por sus miembros sin resistencia, pero cuando estamos en trabajo de misiones, en la plantación de iglesia o compartiendo el evangelio a una persona no cristiana, el texto puede generar resistencia. Aquí es donde comienza el desafío para la exposición del texto bíblico a los no conversos, el mundo pregunta ¿Cómo demuestran que Jesús resucitó? La pregunta demanda una exposición del texto de forma clara, lógica y precisa, no solamente desde el punto de vista apologético, sino expositivo.

Cuando hablamos de predicación expositiva, en resumen, seria, leer el texto, interpretar el texto, aplicar el texto. El texto base que estamos estudiando, está dentro de un contexto más amplio que abarca el histórico, el gramático y el teológico, un método de interpretación que nos ayudara a explicar de forma expositiva mucho mejor la verdad de la resurrección.

El evangelio de Mateo relaciona los acontecimientos desde una narrativa, que para los contemporáneos es histórica, para Mateo fueron hechos verificables debido a que él fue testigo directo de todos esos acontecimientos. La resurrección es un acontecimiento que no se puede comprobar desde un aspecto científico, sino histórico, literario y de aplicaciones teológicas a través del tiempo. Lo científico demanda evidencias atreves de prueba y ensayo. En lo histórico encontramos:  evidencias testimoniales, escritos, arqueología, etc.

La resurrección ha sido negada o cuestionada por muchos; pero hay forma de demostrarla, “se pueden agrupar bajo tres encabezados diferentes: 1) la tumba vacía, 2) las apariciones post mortem de Jesús, y 3) el origen de la creencia de los discípulos en la resurrección de Jesús”.[1]

La resurrección del señor Jesucristo, no se dio en un vacío de información histórica, necesitamos conocer el contexto que rodeo toda esta situación, los argumentos que hay a favor y en contra, juntamente con las implicaciones teológicas y de aplicación en la Fe Cristiana.

El sepulcro, la tumba vacía: ¿se robaron el cuerpo? ¿se equivocó María Magdalena y los discípulos de tumba? ¿Lo enterraron en otro lado?

Remover la piedra: ¿qué tan grande era? ¿Cómo era la tumba?

La seguridad que tenía la tumba: ¿por qué la presencia de la guardia romana custodiando la tumba de Jesús?

La aparición en cuerpo del señor Jesucristo a María Magdalena: ¿Cómo demostrar que no fue una alucinación de acuerdo al gran contexto de las apariciones de 500 personas al mismo tiempo?  ¿fue real la aparición, o un engaño basado en leyenda o mito?

El testimonio de María magdalena: ¿qué tan confiable era el testimonio de la mujer en el primer siglo?

Lugar de encuentro: Galilea, ¿Qué paso allí?

Cuando los cristianos conocemos todos los acontecimientos que rodearon la resurrección, aplicando los mismos métodos de interpretación que se usa cuando se elabora un sermón expositivo y estructuramos estos versículos para explicarlos a los no creyentes, hablaremos con autoridad y claridad; de tal manera que las personas entenderán mejor todos esos hechos, y el Espíritu Santo en su santa soberanía lo llamara a salvación, entendiendo las persona que son pecadoras y necesita un salvador.

La predicación expositiva y la falsificación del testimonio. (Mateo 28:11-15)

11 Y mientras ellas iban, he aquí, algunos de la guardia fueron a la ciudad e informaron a los principales sacerdotes de todo lo que había sucedido.  12 Y después de reunirse con los ancianos y deliberar con ellos, dieron una gran cantidad de dinero a los soldados, 13 diciendo: Decid esto: “Sus discípulos vinieron de noche y robaron el cuerpo mientras nosotros dormíamos.”  14 Y si esto llega a oídos del gobernador, nosotros lo convenceremos y os evitaremos dificultades.  15 Ellos tomaron el dinero e hicieron como se les había instruido. Y este dicho se divulgó extensamente entre los judíos hasta hoy. 

Podemos leer literalmente que la guardia romana fue testigo de los acontecimientos registrados en los versículos del 1-10. Ahora en los versículos del 11 – 15 presentan su testimonio de lo ocurrido a los principales sacerdotes y a los ancianos de Jerusalén. Adicional, los versículos describen el modo de proceder para desacreditar la resurrección.

También observamos un contraste entre la verdad y la mentira, la realidad y el error. Esta narración ha permitido a todo cristiano tener argumentos históricos y teológicos para una solida exposición de la resurrección, sabiendo lo que significó el testimonio de la guardia romana y como las autoridades judías implícitamente en medio del engaño confirmaron la resurrección.

No estamos realizando un análisis exegético a todo el pasaje, solo estamos realizando algunas precisiones que ayudara a incentivar la investigación de los contexto histórico, cultural, religioso, político y literario que roderón todos estos acontecimientos; Adicional, todas las implicaciones teológicas hasta nuestros días. Por eso es importante analizar todos estos versículos dentro de su respectivo marco contextual para poder entender mejor los acontecimientos.

El testimonio de los guardias romanos: ¿fue creíble el informe que ellos presentaron a las autoridades civiles judías? ¿Por qué es importante el testimonio de ellos en medio de este acontecimiento?

El cambio del testimonio de las autoridades judías: ¿cambiar el testimonio no era una confirmación de la tumba vacía y de la resurrección? ¿sino era verdad el informe de la guardia romana, para que cambiarlo por una mentira y sobornarlos con dinero? ¿Qué representaba la resurrección de Cristo para el judaísmo?

Las sanciones a los guardias por parte del gobernador: ¿Por qué la intermediación de las autoridades judías con el gobernador de Roma por la guardia romana? ¿Qué pasaba si en la noche la guardia romana dormía y faltaban a su deber, cuál era el castigo y la deshonrad? 

El dicho que se divulgo: ¿En qué consistía? ¿afecto la realidad de la resurrección entre los judíos? ¿Cómo afecto teológicamente a futuro este dicho en esa sociedad?

Tener un panorama de todos esos interrogantes, ayudara a cada creyente a entender que la verdad del evangelio tiene sus enemigos. No solo en el primer siglo había quienes se oponían con argumentos sacados de contexto a la verdad de Dios, también hoy pasa lo mismo.

Actualmente se libra una guerra por la verdad.  La mentira y el error a invadido las diferentes esferas de nuestra sociedad, y la predicación desde los pulpitos no ha escapado de esta gran realidad. Muchas enseñanzas erradas se han filtrado de la iglesia a las calles, ejemplos: “la teología de la prosperidad” donde los no cristianos acusan a la iglesia de ladrona, entre muchas otras. El agnosticismo y el ateísmo ha venido cautivando las masas, el pluralismo religioso ha permeado el significado de verdad y valores absolutos. Por lo anterior se hace necesario un ejército de Creyentes preparados para la gran comisión, cristianos que sepan exponer bien las verdades bíblicas a los no creyentes, y que mejor que aprender los principios de la predicación expositiva. Más que apologistas, (y no que sea mala) necesitamos son más predicadores bien formados

La predicación expositiva en la plantación de nuevas iglesias ayudara a corregir y evitar esos problemas del pasado. Ella ayuda a exponer todo el concejo de Dios de forma bíblica. Las evidencias internas de la revelación especial serán dadas a conocer a las personas de tal manera que serán libres del error doctrinal.

Entendemos que no solo basta con la predicación expositiva, sino también con la integridad por parte de la persona que estudia y aplica el texto, pero considero que es el mejor modo de compartir el evangelio a los no creyentes.

La predicación expositiva en la gran comisión. (Mateo 28: 16-20)

16 Pero los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había señalado.  17 Cuando le vieron, le adoraron; mas algunos dudaron.  18 Y acercándose Jesús, les habló, diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra.  19 Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, 20 enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.

Muchas veces se comete el error de predicar solo del versículo 16 al 20, desconectando los versículos 1 al 15 que hacen parte del contexto que rodearon los acontecimientos de la muerte y resurrección del Señor Jesucristo. Presentar el evangelio de esa forma, deja cojo el mensaje de la resurrección. Lo importante de la resurrección es el cuerpo vivo de Cristo, pero los detalles son testigos que hablan de esa gran realidad.

En algunos casos, muchas veces le damos más importancia a la actividad de predicar que a la presentación o exposición de las enseñanzas bíblica. Muchos de nuestros jóvenes con la buena intención de alcanzar a los no creyentes realizan obras de teatros, conciertos de música góspel, cines con películas cristianas, integraciones deportivas y de más; pero no son capases de sostener una conversación teológica para defender la doctrina de Cristo. Se limitan a decir “Jesús te ama y tiene un plan maravilloso para ti” o “acepta a Cristo como tu salvador realizando una oración de confesión y tu nombre será inscripto en el libro de la vida” creen que eso es presentar el evangelio.

El señor estableció como presentar el evangelio a las personas no creyentes, especialmente en los versículos 16 al 20, veamos lo siguiente:

Lugar del encuentro: Los once discípulos o apóstoles cumplen la cita en el lugar establecido, Galilea.

Se vuelven testigos: Vieron corporalmente a Cristo y le adoraron. Muchos dudaron, pero fueron convencidos por la evidencia presentadas por el mismo Señor.

Toda autoridad: Tanto celestial como terrenal. Señor de señores, Rey de reyes. Gobierno y señorío. Fue una declaración de seguridad para sus corazones, está conectado con “he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”.

La comisión: Los envía a todas las naciones, tanto a judíos como gentiles, a personas no creyentes.

Haced Discípulos: Un imperativo, una orden de ir a los no creyentes (no excluye a los creyentes), ir en búsqueda intencional del pecador, que estos se vuelvan seguidores del Señor. Un discípulo es un alumno, un aprendiz, uno que se va formado por medio de un proceso para ser imitador de su maestro.

La confirmación del Discipulado: En el nuevo pacto, hay dos ordenanzas o sacramentos, la santa cena y el Bautismo. Este último es la confirmación externa y testimonio de Fe publica que se ha creído en Jesús. Una muestra que hemos entrado en pacto con Dios. El bautismo es la representación que ha pasado de muerte a vida, siendo una obra trinitaria: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

La preparación de los discípulos: “enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado”. Es una formación teológica de las doctrinas bíblicas. Algo muy significativo que veo en esta ordenanza y que es uno de mis argumentos para este proyecto, es que la doctrina de Cristo debe ser expuesta de forma bíblica, de tal manera que el Espíritu Santo la aplique al corazón de los no creyentes y lleguen a ser miembros de una iglesia local.

Analicemos la aplicación de la gran comisión alcanzado a los no creyentes y como el Espíritu Santo los salvo, de tal manera que fueron añadidos a la Iglesia:

En el libro de los hechos de los apóstoles, desde el capítulo 2, los once y Pedro exponen la realidad de la muerte y resurrección de Jesús a la luz del contexto del antiguo testamente y de los acontecimientos recientes que se registraron posteriormente en el nuevo testamento; También el pasaje bíblico enseña como el Espíritu Santo aplico esas verdades a los que estaban lejos de la salvación. Veamos los siguientes versículos:

23 a éste, entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios, prendisteis y matasteis por manos de inicuos, crucificándole; 24 al cual Dios levantó, sueltos los dolores de la muerte, por cuanto era imposible que fuese retenido por ella.  25 Porque David dice de él: Veía al Señor siempre delante de mí; Porque está a mi diestra, no seré conmovido. 26 Por lo cual mi corazón se alegró, y se gozó mi lengua, Y aun mi carne descansará en esperanza; 27 Porque no dejarás mi alma en el Hades, Ni permitirás que tu Santo vea corrupción.  32 A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos. 36 Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo. 37 Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? 38 Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.

Si somos buenos observadores de los anteriores versículos, identificaremos de forma inmediata el cumplimiento y los pasos de la gran comisión de Mateo 28. Esa fue la forma en que los apóstoles iban haciendo discípulos. Tenían una exposición bíblica, contextual, explicativa y aplicativa, toda una predicación expositiva para los no creyentes. El pulpito de ellos se encontraba en las calles de Jerusalén.

Ese mismo patrón de exponer las sagradas escrituras la podemos observar en el caso de Esteban registrado en el libro de los Hechos de los apóstoles capítulo 7, al analizar su predicación o forma de presentar a Cristo, abarca desde el contexto inmediato, hasta el más amplio, desde los pactos hasta el cumplimiento de los mismos, el antiguo testamento y las verdades de la muerte y resurrección del Señor, desde la humillación hasta la exaltación del señor a la diestra de Dios. Esteban presento una estructura muy bien organizada de los que predico, fue simétrico, sistemático en su exposición. Esteban no fue pastor, pero estuve preparado para hacer una buena exposición en defensa de la Fe Cristiana.

El mensaje de la gran comisión no se limitó al templo, también estaba siendo predicado en las calles, por las casas. Los apóstoles y demás discípulos iban en búsqueda de los pecadores, y el mensaje era Jesús ha resucitado.

Hechos 5: 42 Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.

Necesitamos que el señor nos habrá el entendimiento para comprender las escrituras dentro del gran contexto redentor, así y solo así entenderemos la imperiosa necesidad de exponer de forma correcta la muerte y resurrección de Jesús a los pecadores.

Lucas 24: 45 – 47 “Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras; y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén”.

AMEN.

Conclusión

Debemos volver a la verdadera práctica de la gran comisión para alcanzar a los pecadores, pero no de cualquier forma, o estrategias de persuasiones humanas; Tampoco debemos esperar que se aparezcan en la iglesia local y desde el pulpito el pastor o el predicador le hable de Jesús. Debemos ir en búsqueda de ellos, y exponer las verdades de la muerte y resurrección desde el punto de vista de la predicación expositiva.

Las iglesias locales deben tomar muy en serio la preparación de sus miembros en la interpretar las escrituras, considero que uno de los métodos más apropiado es el gramático, histórico y teológico. Lo anterior ayudaría a la iglesia a ser más efectivas en presentar a Jesús a los no creyentes y a la extensión del reino de los cielos a través de la plantación iglesias saludables.

Bibliografía

Michael Wilkins. J.P. Moreland, EDS. 2003. Jesus Bajo Sospecha. Villadecavallas (Barcelona): Clie.

Macdowell, Josh. 2014. Nueva Evidencia que Demanda un Veredicto. Alabama: Mundo Hispano.

Michelen, Sugel. 2016. De Parte de Dios y Delante de Dios. Nashville: B&H Publishing.

Hendriksen, Willian. 2007. El Evangelio segun San Mateo. Kalamazoo – Gran Rapids.: Libros Desafios.


[1] Jesús Bajo Sospecha. Una respuesta a los ataques contra el Jesús Histórico. Colección Teológica Contemporánea.

Leave a Reply

Your email address will not be published.